Buscar dentro de HermanosDios

Militancia

Lo que más me duele es la amargura y desilusión de toda la militancia que bancó durante los últimos dos meses, en la calle, el proyecto de país que impulsa el gobierno. Y cuando digo militancia me refiero a, los chicos y chicas de todo el arco del movimiento social Kirchnerista que sin ninguna otra motivación que las convicciones, sin otro motor que la sensibilidad por las diferencias sociales, se la juegan todo por el todo. Me duele la frustración que nos comimos las tres mil personas que ayer estuvimos hasta las cuatro y media de la mañana siguiendo de pie, unos pegados a los otros, como si fuese la final de la copa del mundo, la sesión del parlamento. El clima, salvo durante los cuarenta minutos que duró la pobrísima intervención del vicepresidente, fue de fiesta. Me duele porque la militancia es genuina, sale de las vísceras, no pide nada a cambio, está ligada a nuestra historia, que es la misma que la de nuestros viejos –que también vienen bancando al gobierno, y a las instituciones-, una mirada colectiva, solidaria, inclusiva. Me duele porque tenemos confianza en la gestión de Cristina, en el liderazgo de un tipo como Nestor Kirchner, una bestia política que conmueve y genera una profunda admiración. Nos duele porque ayer perdimos una pelea contra los grandes poderes concentrados de nuestro país, contra lo peor, lo insostenible, lo de siempre, las banderas de la intolerancia, la xenofobia, la mezquindad, la insensibilidad, la extorsión, los medios, la iglesia, la pata recalcitrante del PJ, la miseria de la oposición, la chatura de la clase media, la oligarquía que muestra los colmillos cuando se pretender profundizar, aunque sea un poquito, cambios estructurales en nuestro país. Me duele porque ahora, que la mano se puso muy espesa, que las aguas se dividieron, que está a la vista de todos quien es quien, en el último milímetro de la disputa, un impresentable como Cobos, un incapaz, tibio, seco de responsabilidad y grandeza, nos deja lagrimeando en la puerta del Congreso, después de dos meses de estar en la calle sin respiro, aguantando de todas las maneras posibles los golpes que nos tiran, de manera desmesurada, y desigual, desde los cuatro costados. Me duele porque esta misma militancia es la que no claudica, la que no traiciona, la que sabe lo que quiere y anhela, la que intenta construir puentes con la sociedad, la que no concilia el sueño cuando de desigualdades se trata.

La trompada en la mandíbula de ayer nos dejó tontos. Es el resultado de varios factores, propios, y ajenos. Pero vamos a seguir, vamos a bancar hasta el final. Esto recién empieza, amigos.

2 comentarios:

M dijo...

Con la mente, con el corazón, con las lágrimas todavía frescas...Es así nomás, mad, lo describís tal cual. No nos han vencido.

EL CHORI DEL BAJO JUVENTUD PERONISTA dijo...

MILITANTES O MILITONTOS...ESA ES LA CUESTION...ME DIO VERGUENZA AJENA VER A LOS CHICOS DISFRAZADOS DE HUEVOS, PARECIAN LOS CHETOS DEL PRO, FALTABA SALTAR EL BACHE COMO MACRI, ADEMAS MENOS "CHICAS Y CHICOS" Y MAS "COMPAÑEROS Y COMPAÑERAS" ,PERDON ¿ESO ES MILITANCIA O BAJAR A LOS BARRIOS?OTRA: DISFRASARCE DE TORERO ENCIMA ESPAÑOL... EN TODO CASO HUBIERA MATADO UN GAUCHO DE VERDAD NO COMO LOS GRINGOS DE ANGELIS...CREO QUE TENEMOS QUE DESMUNAZAR A LA PALABRA MILITANTE EN HECHOS Y ACCIONES,POR QUE LA PALABRA EN SI ES LINDA PERO EN LOS HECHOS PARECEMOS A LOS "CHICOS Y CHICAS DEL PRO" MUCHA CORBATA, NUCHO CELULAR ULTIMO MODELO PERO POCO DESCAMISADO...FLACO, EN LA DIETA DE SUS MILITANTES COMERAN LOMO Y LES JODE QUE DE ANGELI LO QUIERA PONER A 80 PESOS, EN MI BARRIO CASI NADIE PROBO LOMO ALGUNA VEZ...¿CONOCEN EL AZOTILLO, EL HIGADO ENCEBOLLADO, LA PALETA Y LA FALDA PARRILLERA? MMMM....CHE POR QUE NO BAJAN EN LOS BARRIOS CON SUS CARPAS SUS PLASMAS Y PORSUESTO CON SU AIRE ACONDICIONADO OBVIO...Y SUS PROMOTORAS A VER QUE PASA...SALGAN DEL MICROCLIMA DE CAPITAL Y VENGAN AL CONURBANO A CONOCER Y CONVENCER ALOS VERDADEROS CABEZITAS COMO LO HICIERON LOS VERDADEROS MILITANTES DEL PERONISMO REVOLUCIONARIO...LO DEMAS ES PURO CHAMUYO

Manu y Santino Dios

Manu y Santino Dios