Buscar dentro de HermanosDios

Coral de voces


Internet se coló en nuestras vidas y modificó algunos de nuestros hábitos. Aquellos que escriben, estudian, investigan, cuando necesitan información que no tienen a mano, en general, en la red de redes, si buscan, algo pescan. Puede darse que la fuente no genere confianza, o que la especificidad a buscar sea tal que la bolsa de gatos que devuelve el google no sea suficiente. Como también es cierto que la biblioteca que tenemos en casa es única, y que bajar del estante el texto, desempolvarlo si hace falta, tomar asiento, darle un sorbo al café, prenderse un cigarro, y recorrer las páginas hasta llegar al objeto de estudio deseado, no tiene precio; pero internet, insisto, implica, desde hace un buen tiempo, una novedad llena de matices.

Hoy, en nuestro país, ante la compleja coyuntura política nacional, ante el intento que hace el gobierno elegido por el voto popular por sostener, y profundizar, un modelo de país, y la desmedida respuesta de los sectores que siente afectados sus intereses que no dudan ni un solo minuto en tirar con todo lo que tengan a mano, los blogs, o muchos de ellos, están jugando un partido, no solo atractivo y alentador sino también necesario.

Existe una veintena de blogs, enlazados entre sí, donde los autores aparte de publicar sus textos publicitan los últimos artículos del resto. Es una especie de anillo cuyo denominador común es proporcionar un debate de ideas. Los autores, y muchos de los que dejan sus comentarios, hacen uso de su calidad intelectual, olfato político, tacto, sensibilidad social y una profunda vocación democrática, para generar otro tipo de relato, por fuera de la maquinaria infernal que los grandes medios televisivos leen de la realidad social y política de la Argentina. Las posturas ideológicas y las convicciones están a la vista, en la superficie, y por eso, justamente, son tan visitados.

Los autores escriben desde sus lugares de pertenencia: la educación, la salud, la ciencia, la política partidaria, la prensa, la universidad, una cooperadora, un centro cultural o una biblioteca popular. Y todos ellos exponen sus ideas con un respetuoso cuidado por la palabra. Los lectores, que son muchos, y que enriquecen la calidad del blog con cada una de sus entradas, opinan, y suben la apuesta. Temas sobran porque la Argentina está salada como hacía mucho tiempo no sucedía. La política, como práctica, como herramienta de transformación, ha vuelto, y con mayor énfasis y compromiso todavía, desde que se desató el conflicto con las patronales del agro, hace más de un año atrás. El gobierno dispone de una agenda pública que no da respiro y los medios de comunicación, la oposición, la dirigencia rural, y hasta la farándula, decidieron ir por todo. No hay límite, y casi todo vale. De los cinco grandes medios gráficos de tirada nacional, cuatro se ocupan, día, tarde y noche, a desprestigiar cualquier tipo de iniciativa pública que lanza el gobierno, poniendo en riesgo no solo la estabilidad de la gestión sino también la institucionalidad.

Es por esto que más allá de los espacios naturales de militancia de las que venimos muchos de nosotros, sean partidos políticos, organizaciones sociales, gremios, centros de estudiantes o nuestros ámbitos de trabajo, es primordial que haya otras miradas de la realidad, que quiebren, que interpelen, porque la potencia con la que baja el discurso interesado de quienes manejan el monopolio de la información es avasallante.

Es primordial que exista un coral de voces que desde una posición ideológica clara le haga frente a la pantalla partida de TN, con la presidenta de la Nación haciendo anuncios de un lado, y del otro lado cincuenta ruralistas menospreciando su figura, y los anuncios -incluso aquellos que benefician a su propio sector-, o el Ministro de Justicia y Derechos Humanos de un lado, y Susana o Moria del otro, diciendo lo primero que se les viene a la cabeza, porque así, quizás, y de a poco, el público masivo, y a partir del insistente sonido de la otra campana, se pone a pensar, y opta.

La anunciada nueva ley de Radio Difusión nunca fue tan necesaria como ahora. Por que hoy la batalla es a fondo, no solo por una ley, o un candidato, sino por un modelo de pais.

http://tirandoalmedio.blogspot.com/
http://mundo-perverso.blogspot.com/
http://conurbanos.blogspot.com/
http://rambletamble.blogspot.com/
http://labarbarie.com.ar/
http://artepolitica.com/

3 comentarios:

Norma dijo...

Muy interesante la iniciativa y el nuevo formato. Hay que darle pelea a la derecha con toda la artilleria de la que se disponga. Hagamos circular este blog.
Suerte para todos
Norma

Eternauta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Eternauta dijo...

bueno Matu...llegue a casa luego del viaje por el tiempo, un viaje al que me llevaron tu presencia y la de tu mama. En cada gesto, en el tono de sus voces ,en el minúsculo encuentro luego de tantisimos años pude advertir mi propia historia, pero tambien la que nos atravieza a ambos. Realmente es poco lo que pude ver de tu blog pero ya se encuentra en mis favoritos y será redirigido a muchos más.

un abrazo hermano!!

Nico Fazio

Manu y Santino Dios

Manu y Santino Dios