Buscar dentro de HermanosDios

Las preguntas de Saín

Marcelo Saín escribió esto hace algunos días en Página 12. Lo leí recién hoy. Para quienes nos interesamos sobre el tema de la seguridad desde otra mirada, desde el progresismo o, si se quiere, desde el peronismo, Marcelo Saín es un autor imprescindible. Su libro El Leviatan Azul es un manual. Y sus notas siempre son interesantes. Y polémicas, pero no baratas. Se le puede achacar a Saín cierta falta de organicidad en algunos momentos. Sin embargo, al salirse del libreto del político ritual pone a la luz temas que pocos quieren discutir simplemente porque es complejo hacerlo.

La Policía Metropolitana nace mal, ya lo dijimos varias veces. Conceptuada para ser una policía de proximidad, profesional y diferenciada de las prácticas de la Federal, quiso empezar justamente con una fracción de esa Federal que quería jugar una interna. Ahora, con una cabeza civil, se sacan los piojos pero de a poco y como quien te hace probar la salsa a ver cómo está, van instalando un discurso también policial: atribuciones para la metropolitana (trapitos y venta ambulante para empezar).

Es decir, cuando se discuten las leyes y las políticas, todos coinciden en que el poder político tiene que controlar a la fuerza de seguridad, pero apenas se comienza a gestionar las primeras medidas son para aumentar las atribuciones para la policía. Pasó con Scioli en provincia y ahora ocurre con Burzaco en Capital.

En tanto, cuando hablamos de la Ciudad, políticamente nos estimula criticar a Macri porque su policía es una expresión más de su concepción de un Estado. Y Macri nos da de comer todo el día para hacerle criticas porque es ineficiente y reaccionario: una mezcla fatal.

Sin embargo, en materia de seguridad ocultamos el tema de fondo para los porteños: ¿Que cuerpo policial puede brindar mejor seguridad y más respeto ciudadano en nuestra ciudad? ¿La tradicional Policía Federal, la verguenza nacional; o la Policía de Macri? Estas preguntas surgen de las preguntas de Sain. Si lo escuchamos un poco seguro vamos a tener un debate más interesante. Porque, además, en algún momento aspiramos a que el espacio político con el que nos sentimos identificados sea gobierno en la Ciudad y estos planteos serán de gestión y no ya de oposición. Si nos empezamos a contestar estas preguntas ahora, quizás en el futuro, cuando cambie de color del Gobierno de la Ciudad, tengamos las herramientas para gobernar a la policía y no solamente para denunciarla.

Ricardo Dios

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Saín dice que el poder político no tiene intención, seria, de tratar el tema de la seguridad. Pareciera ser cierto. Habría que arremangarse y darle pelota a tipos como estos.

Todos Gronchos dijo...

Tipo raro este Saín, todavía no le agarro la onda. Buena nota para pensar. Saludos!

Manu y Santino Dios

Manu y Santino Dios