Buscar dentro de HermanosDios

KRANEAR en manos de la Presidenta de la Nación


Fue tan fácil como regalarle a un nene un caramelo y tan intenso como recibir la primera mirada decidida de una mujer deseada.

Con un grupo de compañeros de Cancillería la esperamos en la puerta del Palacio San Martín, en el barrio de Retiro, donde ella estaba participando del juramento de Fidelidad a la Nación de los egresados de dos promociones del Instituto del Servicio Exterior de la Nación (ISEN). Sólo estábamos ahí, parados, bajo el sol, aguardándola. De repente hubo un tenso movimiento en la puerta. Nos dimos algunos golpecitos con los codos. A los tres segundos apareció, de negro, prestando atención a los pasos que daba sobre la escalera caracól de marmol, charlando con dos o tres de las personas que la rodeaban, Héctor Timerman, el Canciller, entre ellas. Cuando caminó frente a nosotros sobre la alfombra roja, la saludamos, le dijimos que la queríamos, y ella, resuelta compañera, entera a pesar del luto, nos sonrió y saludó con la mano. Un instante antes de que se perdiese dentro del auto oficial, la llamé, y por encima del hombro de un par de hombres de traje oscuro, le pasé el ejemplar. Agradeció, volvió a mirar, agitar la mano, tomó asiento, y alguien le cerró la puerta desde afuera. Durante los cinco segundos que el auto estuvo parado, hasta que arrancó por Arenales y lo perdimos de vista, ella llegó a sacarle el celofán, e incluso, hojearla.

La primera nota, escrita desde el corazón, sintetiza, con en el poder de las palabras, nuestro homenaje hacia él. Apostamos, ahora, haberle tocado una fibra, a ella.

6 comentarios:

federico dijo...

muy grosso, marian.

agustinama dijo...

Wow!, felicitaciones Matu!!!

JP dijo...

Le va a encantar! Estoy segura.
Abrazos.

Piba K dijo...

Que buenísimo!!!!!!Vamos todavía que vamos a arrasar.

Anónimo dijo...

simple, bella e intensa tu cronica. (Rosario)

cohetanea dijo...

Cristina mas bella que nunca...y con Kranear se llena de colores!!!

Manu y Santino Dios

Manu y Santino Dios