Buscar dentro de HermanosDios

Veneno y mierda


todos los días me paro frente al kiosco de diarios del hall central de Retiro a perturbarme con la tapa del clarín;
sé con qué me voy a encontrar y cuales serán las sensaciones que me van a sacudir
el odio que voy a masticar
lo insignificante que me voy a sentir para contrarestar un ataque que sigue colando en la cabeza de miles de personas
todos los santos días y a toda hora:
una maquinaria que golpea con la fuerza
de las fuerzas armadas de una potencia mundial,
estratégica, fría, y alevosamente.

Pero hacía ahí me dirijo, con mi libro de turno bajo el brazo,
y me vuelvo a quemar con fuego
como un nene con capacidades diferentes
o un perro enfermo.

el veneno brota desde algún punto no específico del cerebro -claro-,
baja hasta la garganta y allí se estanca unos segundos
taponada
hecha un nudo
restando circulación de oxígeno
acelerando las pulsaciones del corazón;
el vómito sigue su curso como si fuese lava ardiente hasta la boca del estomago
donde también se clava por un instante
para que unas larvas del color del pus erosionen las paredes
y arrasen con todo lo que encuentran a su alrededor;
finalmente, el veneno tensa los cuadriceps y las pantorrillas,
y vuelve a subir.

con el dueño del kiosco -un hombre de buena madera, perfil bajo, y mucha calle-
percibimos los mismos aullidos de dolor
y sed de venganza
del gran diario argentino que historicamente le aportó su principal ingreso;
con ese hombre de pelo blanco
durante esos efímeros e imprescindibles minutos del comienzo
de un día cualquiera de la semana
entre los miles de compatriotas que pasan a nuestro costado presurosos como si fuese la última mañana de sus vidas,
aflojo el desgarro y escupo el veneno
hacia el aire
limpio y luminoso
del la mañana del hall de retiro.

él, el diariero de pelo blanco
y ojos despiertos
me dice que las ventas bajaron
que la gente no come vidrio;

pero yo sigo viendo el clarin en el mostrador de la ferretería o la mesa del bar,
y no me la banco
y le digo al dueño que ya está
que no es lo que era
que cómo puede ser que se ensañen tanto con un gobierno
el más popular de los últimos cincuenta años
si no le llama la atención
si le parece bien
si le parece mal
si le parece algo distinto a lo que dice la tele,
y me mira
con sorpresa
desconcertado
incómodo
y a este pibe qué le pasa.

me pasa eso, jefe,
que los tiempos cambiaron
que por lo menos la veamos;
no cuelgues en el comedor de tu casa
el cuadro de ellos abrazados debajo de una cortina de papelitos con una multitud de fondo
-un fresco que ya hizo historia-,
no, si no queres, no,
pero abramos los ojos
y asumamos
que los tipos que escriben esas tapas
son puro veneno
y mierda
que defienden intereses
que no son los tuyos
ni los mios
y mucho menos
los de los humildes.

11 comentarios:

La Higuera del Infierno dijo...

Muchachos, muy bueno su Blog. Sigan asi!!

Vir dijo...

Por suerte existe Radio nacional, la televisión publica, el canal encuentro...y pagina 12, radio cooperativa, la de las madres y tantos otros medios que muestran otro perfil, me olvidaba del Argentino.
No vale la pena tragar ese veneno
Muy bueno lo suyo

Kris dijo...

Excelente post. Yo siento lo mismo frente al kiosco en la estación cuando espero el tren. Sin embargo, la vida tiene sorpresas. Se detiene a mi lado señora rubia, alta, bronceada. Pienso prejuiciosa: esta está formateada por Clarín; que la soberbia, que el atropello, que la democracia... En un momento luego de mirar los titulares me dice: "no dejan de destilar veneno, como TN y canal 13"

JJP dijo...

son una bosta, no te creas que se la come todo el mundo, hay gente que come mirda claro. El veneno es para morir, no lo tragues, segui lúcido, mucha gente piensa como nosotros.

Hermanos Dios (Mayor) dijo...

Gracias, Higuera.

Vir, como decís, existen medios que levantan otro relato de la realidad, sí señor.

Qué grosa la rubia bronceada y espigada del kiosco, Kris, y muy certero y honesto de tu parte eso de los prejuicios que todos cargamos en mayor o menor medida.

Grosa, JPP. Aguante la fotograia y la república de la Boca.

Anónimo dijo...

jaja si, 5 piensan igual jajaja

Silvana dijo...

Encontré este blog por las opiniones y las respuestas que les dejaste a varios en el blog del Groncho.
Es difícil meterse a opinar solo en un sitio lleno de contreras. Y termina siendo desgastante y agotador refutar a cada salame, muchos de ellos sin altura para la discusión y encima anónimos.
Para terminar, te felicito por el blog!

Hermanos Dios (Mayor) dijo...

Silvana, fenómena, gracias por la reflexión y a banca.

¿Cómo se vive la coyuntura desde allá, Tucumán?

Silvana dijo...

Gracias por responder mi comentario!
Ahora paso a contarte:
Tucumán no vive con la misma intensidad que en Buenos Aires, por ejemplo, el tema de la nueva conformación de la Cámara Baja. Más bien se lo tomó como una noticia más.
A mi modo de ver generaron mucha más repercusión y expectativas las elecciones del pasado mes de Junio, y que dicho sea de paso el oficialismo logró hacer entrar 3 diputados, de los 4 que mandamos, y 2 senadores (el tercero va por la minoría).
Esta "oposición" circunstancial y transitoria que surgió no tiene presencia en mi Provincia: ni Carrió, ni De Narváez, ni Macri, ni Pino Solanas... Fijate que en este sentido es muy cierto lo que dice el poeta: "no los une el amor sino el espanto"...
En cuánto a la realidad política local no existe una oposición que marque presencia o que demuestre tener planes, programas y proyectos para llevar adelante.
El partido del genocida Bussi, en cada comicio que se presenta, pierde votos, y hoy por hoy salen cuartos o quintos cómodos. Afortunadamente y como verás tiende a desaparecer.

Te mando mis más cordiales saludos!

Alberto Medrano dijo...

Saludos amigos:

¡Abrazos desde La Paz Bolivia!

visita mi weblog: http://elaltonoticias.blogspot.com/

Atte.:
Alberto Medrano

Hermanos Dios (Mayor) dijo...

Silvana, gran cita esta de que no los une el amor sino el espanto. Fue de las lecturas que se hicieron de la nueva composición de la cámara baja, que el dispositivo mediático no menciona.

Me alegro mucho de que el partido del genocida de Bussi tenga el peso electoral que tiene en tu provincia. Dolìa, y cómo, verlo ganar en las urnas, con la historia de sangre que tiene sobre la espalda.

Beso grande

Manu y Santino Dios

Manu y Santino Dios