Buscar dentro de HermanosDios

Julieta Panebianco

Hoy publicamos esta nota en Miradas al Sur.

En lo personal fue lo más importante que escribí en el diario. Me duele la espalda.

Conozco a Julieta, de vista, hace mucho tiempo, no se cuánto. Trabajamos en el mismo lugar hace muchos años pero hasta hace pocos meses no habíamos cruzado palabras ni saludos. Un dia nos dimos cuenta que compartíamos historias en común con la dictadura y que habiamos ido al mismo colegio aunque en distinto turno. Trabajamos, como dije, en el mismo lugar pero empezamos a conocernos por mail.
Julieta lee este blog y le gusta (?!).


Hace unos 10 días me llamó al interno, me empezó a hablar de Mirta Legrand y yo no entendía nada. Una luz se prendió y relacioné Julio Panebianco con Julieta Panebianco. ¿Vos sos la sobrina nieta de Mirta Legrand?. "Sí", me dijo, "pero no le digas a nadie".

En el transcurso de esta semana mundialista que ahora termina nos conocimos bastante más. Julieta eligio el programa de H.I.J.O.S de FM la Tribu y a los hermanos Dios para hablar sobre las declaraciones de Mirtha Legrand. Cuidó mucho cada detalle, cada palabra, el tono. Tenía bien claro que tenía que hablar pero tiene aún mas claro que no quiere hacer de esto un espectáculo.

Nosotros estamos agradecidos que Julieta haya confiado en nosotros y muy contentos con el resultado.

6 comentarios:

Jp dijo...

Hermanos Dios, unos grosos, tal como los leía. Un gusto haber compartido con uds.

Eva Row dijo...

Hola,
acabo de leer la entrevista, tiene revelaciones importantes y es muy buena por eso.
Sin embargo la misma entrevista descubre nuevas oscuridades que son muy evidentes y que dejan al lector con la sensación de que hay cosas que Julieta no puede decir. Uno se da cuenta de que Julieta desea hablar para asumir su parte de compromiso con la sociedad en la búsqueda de la verdad y la justicia. Pero también uno se da cuenta de que no quiere atravesar un límite que puede tener que ver con no dañar una relación familiar con Mirtha Legrand.
Cuando dice "Toda la familia se movilizó por mis padres, y sabían que Legrand había hecho gestiones con los milicos para que larguen a mi vieja, pero mi mamá no declaró en sus testimonios judiciales que le hayan dicho que la habían soltado por ser la sobrina de ella." parece que tal vez no crea ni ella ni su familia que sea seguro de que su madre le deba a Mirtha Legrand haberse salvado. No entiendo por qué no lo dice con todas las letras. Es necesario saber si a su madre le dijeron o no le dijeron "vos te salvaste por ser la sobrina de Mirtha Legrand".
Como lector uno puede sospechar que no le dijeron nada, que el éxito de la intervención de Mirtha no fue certificado por dichos a la secuestrada liberada.
El lector entiende que Julieta sabe que es mentira que le hayan dicho eso a su madre y que no quiere desmentir a su tía abuela Mirtha Legrand.

Está bien que Julieta asuma su compromiso informativo a la sociedad y uno se regocija de eso, se regocija de que una hija de desaparecido (torturado y asesinado) sea fiel a la memoria de su padre y a la sociedad que busca justicia.

Pero podría ser más clara en el tema de su tía abuela como agente propagandístico de la dictadura y promotor eterno de la derecha más cómplice. Julieta debería despegarse totalmente de Mirtha Legrand y decir lo que sólo ella puede decir ahora con todas las letras: Mirtha Legrand ahora nos está usando, está usando nuestra historia, después de haberla sepultado durante 30 años para mentirle al público argentino a favor del proyecto criminal cívico-militar que todavía sigue defendiendo. No es casual que la "diva procesista" se haya solidarizado con Ernestina de Noble, no debe estar arrepentida. Es necesario desarmar a este agente de inteligencia miserable que ayudó a que los crímenes de la dictadura queden ocultos, a que los hogares permanezcan ajenos, a que todas las doñas Rosas como ella vivan una vida de mentiras, para que ella pudiera juntar sus millones de dólares.
Igualmente estamos agradecidos a Julieta por haberse presentado en público y haber asumido su rol de hija de desaparecido, a diferencia de los hijos de Ernestina de Noble.

Hermanos Dios (Menor) dijo...

Jp, el gusto es nuestro.

Eva, como andas? gracias por pasar y hablar.

Es muy interesante todo lo que decís, Julieta seguro ya lo haya leido.

Comparto el deseo transmitido en tus opiniones. Quizás a mi me hubiera gustado lo mismo. Inclusive periodísticamente se podrían haber destacadao más algunas cosas.

Pero creo que Julieta tiene bien claro lo que no quiere que pase. No quiere salir en Paparazi y eso requiere de un tono.

Y por otra parte, ella tenía 4 meses cuando todo eso pasó, como nosotros, bebes, o nenes.

La historia en todo caso no la puede contar ella como testigo directo. Ella puede contar lo que le contaron. Y a veces lo que uno escucha no es tan lineal como uno quisiera. Es borroso, o uno lo hace borroso. Y en eso la puedo entender perfectamente. Nos han contado mil veces lo qué pasó con nuestras familias (donde, cuando, quienes estaban, de donde venían) pero uno lo sigue preguntando como si nunca lo hubiera escuchado.

Hay preguntas que quizás debería contestar la madre de Julieta, y no Julieta. Pero eso es otro cuento, no el de esta nota.

A mi lo que me gustó especialmente es que me encontré con una persona movilizada por su historia. Y que se permitió mostrar honestamente lo que hay debajo de las banderas que siempre sostenemos. Ahí hay figuras sin forma.

La lucha por la verdad y la justicia, nos ordena. Y obviamente que Mirtha Legrand es una hija de puta que calló ante tanto genociodio.

Pero ojala todo fuera tan sencillo de describir.

Eva Row dijo...

Hermanos Dios(Menor)
gracias por responderme y tan bien, creo que ahora entendí la postura de Julieta, y me parece bien.
Si por esas cosas Julieta vuelve a leer estos comentarios, me gustaría que ella leyera una carta que le dediqué en el último post que hice en mi blog, que se llama "Querida Julieta Panebianco". Y también me gustaría que vos lo leyeras. Quizá van a entender mejor mi ansiedad.
Mando un beso grande, y brindo por la Justicia y la Memoria.

Eva Row dijo...

Me olvidé de poner la dirección de mi blog: LA COSA Y LA CAUSA

http://lacosaylacausa.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Very Interesting!
Thank You!

Manu y Santino Dios

Manu y Santino Dios